Dormir y temas relacionados

Destetar
July 21, 2016
Introducir solidos
July 21, 2016

Horario para dormir

A los recién nacidos les toma tiempo acostumbrarse a cualquier tipo de horario para dormir, además, los bebes no conocen la diferencia entre el día y la noche. Conforme el sistema nervioso del bebé madura, también lo hacen sus fases del sueño y vigilia.

Sueño diario. Cuando tu bebé tenga 2 semanas de vida, es probable que notes que los periodos de sueño y vigilia son más largos, a los 3 y 4 meses de edad algunos bebés duermen al menos 5 horas de corrido y trasladan la mayor parte de ese tiempo a las noches. A los 6 meses es posible extender la noche de 9 a 12 horas.

Siestas. Muchos recién nacidos frecuentemente duermen siestas en lapsos de una a dos horas, conforme el bebé crece, las siestas pueden extenderse y volverse más predecibles, aunque con algunos bebés las siestas en realidad son al azar y no tienen ningún patrón.

Noche vs día

En algunos bebés es notorio que tienen sus noches y días invertidos. Una forma de ayudar a apresurar la transición es limitar el tiempo de la siesta del día a no más de 3 o 4 horas cada una.

Durante la alimentación y cambios de pañal nocturnos, evita la estimulación del bebé, mantén las luces tenues, habla en voz baja y no juegues ni platiques con tu bebé, esto refuerza el mensaje de que la noche es para dormir.

Aprender a quedarse dormido. Durante los primeros meses es normal que se produzca un patrón en el que el bebé coma y duerma en los brazos de sus padres.

Es común que  los bebes lloren cuando los acuestan para dormir, aunque dejarlos así por algunos minutos permitirá que con el tiempo se calmen por si solos. Si te sales de la habitación un tiempo, tu bebé probablemente dejara de llorar después de un rato, si no es así intenta consolarlo y vuelve a darle tiempo para que se calme.

Consejos para dormir

Motiva la actividad durante el día. Cuando tu bebé está despierto mantenlo ocupado platicando, cantando y jugando, la estimulación en el día puede ayudar a incitar un mejor sueño por la noche.

Monitorea las siestas de tu bebé. Las siestas regulares son importantes, pero procura no dormir a tu bebé por largos periodos durante el día.

Sigue una rutina consistente para la hora de dormir. Antes de la hora de dormir lleva a cabo las actividades relajantes, como el baño, abrazos, canto y lectura, pronto tu bebé asociara estas actividades con la hora de dormir.

Pon a tu bebé en la cuna cuando esté somnoliento pero aun despierto. Esto ayudara a tu bebé a asociar la cuna con el proceso de quedarse dormido, la forma apropiada para dormir, es que lo coloques boca arriba, esto reduce el riesgo de síndrome de muerte súbita infantil (SMSI).

Dale tiempo a tu bebé para tranquilizarse. Tu bebé puede enojarse o llorar antes de encontrar una posición cómoda para dormir, si no deja de llorar habla con tu bebé tranquilamente y palmea su espalda, tu presencia consoladora puede ser todo lo que tu bebé necesita para quedarse dormido.

Considera un chupón. Si tu bebé tiene problemas para tranquilizarse un chupón puede lograrlo, otro posible beneficio, es que un chupón puede reducir el riesgo de SMSI.

Espera movimientos frecuentes por la noche. Los bebés a menudo se retuercen, se estiran y se mueven mientras duermen, también pueden hacer ruidos, a menos que sospeches que el bebé tiene hambre o esta incomodo, está bien esperar unos minutos para ver qué sucede.

Se discreta con los cuidados durante la noche. Cuando tu bebé necesite cuidados durante la noche, utiliza voz suave, luz tenue y movimientos tranquilos, esto le dirá a tu bebé que es tiempo de dormir y no de jugar.

No compartas la cama. No es buena práctica, ya que puede ser más difícil para tu bebé quedarse dormido por sí solo, además las camas de los adultos no son tan seguras como las cunas.

Espera recaídas. Una vez que tu bebé empieza a dormir bien durante la noche, no lo tomes como un signo de que tus noches sin dormir se han ido para siempre, conforme los bebés crecen y se desarrollan presentaran recaídas.

No te rindas

Si tienes problemas para hacer que tu bebé duerma, recuerda que lograrlo a menudo puede sonar más fácil de lo que es. Si sientes que necesitas más ayuda, llama a tu doctor para pedirle sugerencias.

Dormir boca arriba

La Academia Americana de Pediatría  recomienda la posición boca arriba para que los bebés duerman, y evitar así el SMSI, las únicas excepciones a la regla de dormir boca arriba, son los bebés que tienen algún defecto congénito, regurgita a menudo después de comer o tiene problemas respiratorios, pulmonares o cardiacos, platica con tu doctor respecto a la mejor posición para tu bebé.

Algunos bebés que duermen boca arriba pueden desarrollar una área plana en la parte de atrás de la cabeza, en la mayoría desaparecerá después de que el bebé aprende a sentarse. Puedes ayudar a mantener la forma normal de la cabeza de tu bebé alternando la dirección en que se acuesta en la cuna.

 

 

Leave a Reply