Bronquiolitis

Control de enfermedades infecciosas en los centros de cuidado infantil
January 26, 2016
Gripe
February 12, 2016

Es una infección que afecta los bronquiolos, que son las vías pequeñas que hay en el pulmón, al final de los bronquios. Afecta sobre todo a los infantes. La bronquiolitis casi siempre es de origen viral y es mayormente provocada y es mayormente provocada por el virus sincicial respiratorio. Otros virus que pueden provocar esta condición son el parainfluenza, el virus del sarampión y el adenovirus.

Signos y síntomas

Empezará a manifestarse como una infección de las vías respiratorias altas (un resfriado): mucosidad, tos leve y a veces fiebre. Al cabo de uno o dos días, la tos se intensificará y el niño empezara a respirar más deprisa y con mayor dificultad. Si su bebé manifiesta cualquiera de los signos de dificultad respiratoria que se enumeran a continuación, o si tiene fiebre por más de tres días seguidos (o, en el caso que haya fiebre, no importa el período de duración en niños menores de tres meses) llame al pediatra de inmediato.

  •  Emite una especie de silbido intenso, llamado sibilancia, cada vez que exhala.
  •  Es posible que le cueste trabajo tomar líquidos debido a que hace demasiado esfuerzo por respirar, lo que no le permite tragan ni chupar bien.
  •  Es posible que se le pongan morados los labios y las puntas de los dedos.
  • Esto indica que el paso del aire está tan obstruido, que no le llega suficiente oxígeno a la sangre.

Signos de deshidratación que también pueden aparecer junto con la bronquiolitis:

  • Boca seca
  • Consumo de líquidos menor que lo normal
  • Llanto sin lagrimas
  • Reducción de la frecuencia al orinartis

Tratamiento en casas

No existen medicamentos que se puedan utilizar en casa para tratar las infecciones respiratorias provocadas por el virus. Para suavizar un poco la congestión nasal, puede utilizar un humificador, una perilla succionadora y quizá gotas nasales de una solución salina.

Tratamiento profesional

Si tiene dificultad respiratoria leve o moderado, es posible que el pediatra utilice un broncodilatador (ensancha las vías respiratorias). Desafortunadamente, algunos niños con bronquiolitis tienen que ser hospitalizados, sea por dificultad respiratoria o por deshidratación. En casos muy raros, cuando el bebé no responde a ningún tratamiento, se le debe ayudar a respirar con una máquina de respiración asistida (respirador). Los bebés que han sido muy prematuros y aquéllos que tienen afecciones pulmonares crónicas. Pueden ser candidatos a recibir una inyección de anticuerpos especiales. Pregunte al pediatra si su hijo debería recibir este medicamento.

Prevención

La mejor forma de proteger a sus bebé es mantenerlo alejado de los virus que la pueden provocar. En lo posible evite que entre en contacto directo con cualquier niño o adulto que esté en las primeras fases de una infección respiratorias, que son las más contagiosas. Si su hijo asiste a un centro de cuidado infantil, donde es posible que haya niños portadores del virus, cerciórese que el personal del centro se lave bien las manos y de manera frecuente.

Leave a Reply